Sobre mí

 

Mi nombre es Carolina, creadora de la marca. “Niní” soy yo en mi infancia, desde donde me dejo impresionar por las formas naturales y transporto mi modo de observar y “Del Río”, el apellido de mi abuela paterna Dolores, a quien nunca conocí. Nombre y apellido conectan profundamente con el sentido creativo que identifico mi persona; una mirada propia y la genética ancestral al que pertenezco y desconozco, pero traigo amorosamente a través de mi oficio textil.

Estudié arquitectura en Valparaíso, bella ciudad que pude conocer a fondo. Hoy, después de varios años, continuo mis estudios en Santiago. Mi vocación y formación como estudiante de arquitectura converge en el proceso de mis creaciones cuyos criterios de diseño implican siempre la búsqueda de relaciones armónicas. La partida originada en la observación, desde donde traza su propuesta y determina su material en el reconocimiento de su naturaleza para estructurar desde sus principios y sacar partido de sus cualidades y el mundo de posibilidades que entrega su potencial expresivo.

Me obsesiona el mundo de los colores y sus combinaciones, de las formas curvas. Comprar telas es mi debilidad mientras disfruto de un jugo de maracuyá. Amo a las aves con todo mi ser. En esta foto estoy con mi tesorita, se llama Alma, la vi nacer y crecer. 

.

.

.